viernes, 13 de febrero de 2015

MINI PROYECTO

Resumen de lo previo: no me mudé nada porque me enfermé gravemente y todavía sigo en tratamiento.
Con las fuerzas apenas recuperadas, encaro pequeños proyectos de la casa, como este:  le saqué las barandas a la cuna del pibe (sí, tiene 3, tardé mil años pero la enfermedad tiene otro tiempos). Las voy a usar para poner unas jardineras y cultivar aromáticas porque ahora creo en la jardinería.
Es Psicología 101: frente a la muerte, se busca la vida. Que florezcan mil albahacas.


8 comentarios:

Karina dijo...

Claro que sí !!!!!
Que florezcan mil y más también.
Pd : Por los tiempos de tu niño sabés que no te tenés que preocupar todo llega.

Salomé dijo...

Por supuesto Marie! Qué bueno volver a leerte.

Anónimo dijo...

ey, pero que paso? espero te mejores muy pronto! pense que habias abandonado los blogs, que bueno volver a leerte

phoebe

Carla Ferretti dijo...

Oh si! Que florezcan! Qué bueno que volviste acá! ♥

perez dijo...

Y ahora vas a tener las plantas más lindas del condado y nos harás palidecer de vergüenza y enrojecer de envidia a todas porque todo hacés bien, me cacho en dié.

Flavia dijo...

Paso a paso, diría Mostaza, aunque en este momento vuelva a ser técnico desocupado.

Y, ah, la Chaya de la albahaca de Tejada Gómez. Ya sé que no te gusta el folclore, pero:

No te olvides de la albahaca mi vida,
no te vayas a olvidar.
Que para el hambre del pobre el aroma,
parece alegría como el carnaval.

perica dijo...

buena idea. yo los use para colgar los almohadones sin relleno. y mi viejo le puso una pata atrás onda que se pare solito pensando en alguna feria que los lleve. ahora me diste ganas de usar uno para ponerle plantitas

Heaven dijo...

Qué florezcan mil albahacas!!! Será a partir de hoy mi nuevo grito vital. Gracias!